‹ Volver

¿Por qué las elecciones importan?

Votar es uno de los recursos en el conjunto de herramientas para ayudarnos a construir una democracia que de un lugar central a nuestras necesidades y a nuestras voces.

Votar es nuestra manera de hacer una diferencia en nuestras vidas y comunidades, y de reimaginar un futuro que funcione para las trabajadoras de hogar, las cuidadoras, las mujeres de color y lxs inmigrantes.

Así es como funciona: nuestro Congreso decide todo desde cuánto dinero se asigna a Medicare, cómo se financian las escuelas, hasta cuánto pagas en impuestos. Nuestro presidente está a cargo de las fuerzas armadas, y elige a jueces de la Corte Suprema que deciden sobre asuntos políticos claves como el aborto o la expansión de los cuidados de salud. Estas decisiones, tomadas por las personas que elegimos, afectan nuestras comunidades, nuestras familias, y nuestro futuro.

Las elecciones son el momento cuando NOSOTRXS ELEGIMOS a las personas que toman decisiones enormes que afectan nuestras vidas.

Vale la pena votar.

Hay más de 2.5 millones de trabajadoras de hogar en los Estados Unidos. La mayoría son mujeres de color e inmigrantes quienes han estado subrepresentadas históricamente en las votaciones.

Esta elección determinará cómo planteamos el cuidado familiar y los trabajos del cuidado por muchos años a futuro. Votar es una manera poderosa en que las voces de las trabajadoras de hogar y de las cuidadoras de familias se pueden escuchar.

Inscríbete para votar—o consulta si todavía estás inscritx. Solicita tu boleta de voto en ausencia tan pronto como te sea posible si no estás segurx que tendrás tiempo para votar el día de la elección.

Tu voz es demasiado importante para que sea silenciada por el equivalente moderno a los impuestos electorales y las pruebas de alfabetización de la era de Jim Crow. Las elecciones son el momento cuando TODXS ELEGIMOS, no solo unxs pocxs.

Todas las personas pueden jugar un papel.

Aún si no puedes votar, las decisiones sobre políticas que las personas elegidas toman todavía te afectan. Involucrarte no siempre significa ir a votar—puedes tener un gran impacto —apoyando a tu comunidad y a otrxs votantes elegibles que votan con tus intereses en mente. 

Recuérdale a tus amistades y parientes que consulten el estado de su inscripción. Luego, ayúdales a inscribirse para votar. Y recuerda—el acto físico de votar es solo una de las herramientas para reimaginar el futuro.

Estar presente para tu comunidad, ayudar a proteger su derecho a votar, y hablar con lxs votantes sobre los asuntos que afectan tu vida nos ayudará a construir una democracia que nos cuide a todxs.

 

La Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar no respalda, apoya ni se opone a cualquier candidadtx para un cargo público.